¿Cuál será el próximo destino?

Al otro lado del Rio

En muchas oportunidades me he sentido desbordada, ahogada con las obligaciones… la rutina y siempre que me pasa surge un lugar en mi mente que es sinónimo de tranquilidad: Colonia del Sacramento, una pequeña y bella ciudad de Uruguay

He tenido la oportunidad de ir en varias ocasiones, con familia, amigos y sola. Queda muy cerquita de Buenos Aires es solo cuestión de cruzar el Río de La Plata  con Buquebus  en el Buque Rápido (Atlantic III ) que en 1 hs llegás o en el Buque lento (Eladia Isabel) que tarda 3 hs (Hay otras opciones de transporte marítimo: Lineas Deltas Argentino SRL, Cacciola SA y Colonia Express) esta me resulta muy buena, suele tener buenas ofertas y sale desde Puerto Madero que es muy cómodo y rápido para llegar.

Uruguay

Pero se preguntaran que la hace especial… a lo que puedo responder  tres cosas:

  •     Su gente
  •     El Barrio Histórico
  •     El Real de San Carlos

La gente hace a una ciudad y aquí son hospitalarios, respetuosos, atentos, siempre con una sonrisa, con un “Hola” y un ”Hasta luego” siempre en los labios. Podes preguntar por una calle, entrar a un kiosco, ir a comer o simplemente caminar con las calles y percibir en sus rostros calidez.

La pequeña ciudad amurallada te invita a entrar, caminar por esas callecitas irregulares de adoquines, con las casas que mantienen fachadas de antaño. Se puede ver el paso del tiempo, como si la lluvia les fuese lavando la cara, desgastando la pintura de sus paredes, con puertas de doble hoja, árboles y flores por doquier, con farolas en las esquinas que llegado el atardecer se encienden y le dan magia a esta ciudad… (todas te llevan a la vera del río). Dicen que en la “Calle de los Suspiros” (una de las más lindas eso es seguro)  antiguamente había prostíbulos y que los marineros al pasar suspiraban por las chicas del lugar, vaya a saber si es verdad o puro mito. El Faro construido sobre las Ruinas del Convento del San Xavier, la Plaza mayor y la infinidad de restaurantes, barcitos con sus mesas en las calles, iluminadas por velas, la hacen más bella… en algunas ocasiones he podido ver músicos haciendo candombe por las calles.

Colonia

Adoquines haciendo caminos

Adoquines haciendo caminos

Colonia

Colonia

Llegó la tarde y empiezan a encenderse las farolas

Pero lo mejor, es caminar por la rambla que te permite observar  la rivera, ir al pequeño embarcadero  y seguir caminando por El Real San Carlos. Sea cual sea la playa en la que se decida parar; ver el río manso de color plata, con el sol de un mediodía o con el sol al atardecer hacen de ese lugar una MARAVILLA.

Esas tardes a la vera del río hacen de Colonia del Sacramento mi “Símbolo de Paz”, es como si el tiempo se congelara y solo existiese yo con la inmensidad.

Colonia

Colonia

Colonia

Atardecer del Río de la Plata

 

Si hay algo que tengo son sueños y el día de mañana cuando sea un poco más viejita y tengo la posibilidad de elegir donde vivir  me encantaría tener una casita sobre el Real San Carlos para poder todos los días disfrutar de tanta belleza.

Pero como sabemos todo es cuestión de percepción por lo que los animo a los que no conocen que vayan y tengan sus propias experiencias… para algunos puede que sea demasiado tranquilo, o hasta aburrido y quizás para otros les pase lo que a mí y queden encantados por la magia de Colonia. ¡A la vuelta me cuentan!

Mención especial:

Para realizar este post tuve la ayuda de un fotógrafo amigo que me cedió alguna de sus fotos para poder intentar plasmar con imágenes lo que quise contar con palabras.

Muchas Gracias Mario Varea Vellido por compartir conmigo tu trabajo. No hace falta decir que admiro mucho lo que haces.

Para contactarlo:

FB: Mario Varea Vellido

E-mail: vareamario@gmail.com

5 Respuestas to “Al otro lado del Rio”

  1. Batato dice:

    Hermoso Colonia, en cualquier época del año !!!

  2. Bel dice:

    hermoso lugar!!! gracias por acompañarme a descubrirlo!!!

  3. Monica dice:

    Estas fotos son lo mas, y pensar que es cruzando el charco… Gracias Vero por compartir, muy generosa

    • Veronica Carrasco dice:

      Es así Mónica! hay tanta belleza cerca nuestro, es solo cuestión de ir a buscarla y abrir bien los ojos para no perdernos de nada!
      Animo con tu próximo proyecto, seguro volverás encantada!!!!!

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes